Si este año vas a estrenarte con el cultivo indoor o si quieres mejorar tus técnicas, te contamos cómo preparar y organizar tu cultivo interior en función del tipo de genética con la que vayas a trabajar. Nosotros trabajamos con led para cultivo indoor porque es mucho mejor y el coste de luz y precio es mas barato.

¿Cómo elegir la iluminación?

Utilizar la potencia lumínica adecuada para cada tamaño de armario es esencial. Una iluminación incorrecta puede causar exceso de calor (aunque es un tema que con los paneles led para cultivo indoor nuevos ya no pasa porque no generan calor) o que las plantas ralenticen su desarollo por no estar recibiendo suficiente energía lumínica. Aquí unos parámetros pueden ayudarte:

  • Lámpara de 450W: Potencia adecuada para pequeños armarios de 80 cm² a 1 m²
  • Lámpara de 600W: Potencia para pequeños armarios de 1,20 a 1,5 m². Si el espacio es cuadrado no habrá problema pero si tu espacio es rectangular coge una panel led alargado para cubrir eficientemente todas las plantas.
  • Lámpara de >600W: Hasta ahora no se utilizaban porque los antiguos sistemas HPS hacía que generara demasiada calor y quemera nuestras plantas. Ahora es común ver luz led para cultivo indoor baratos de 800 y 1000W.

La importancia de la genética. Marihuanas tipos: Sativa vs Índica

Cada variedad tiene unas características y necesidades diferentes. Hoy en día es muy difícil encontrar en el mercado cepas 100% índicas o sativas, sin embargo, muchos de los híbridos que ofrecen los bancos de semillas tienden hacia una u otra y, dependiendo de qué dominancia tenga una variedad tendrá unas necesidades u otras.

Plantar indicas

Las variedades de marihuana con dominancia índica presentan una estructura más achaparrada y compacta, su crecimiento es más lento y su estatura acostumbra a ser menor. En este caso , una buena técnica para aplicar el SOG (Sea of Green) un método que busca reducir el tiempo de cultivo y maximizar la producción. Con este tipo de genéticas es una buena estrategia apostar por un mayor número de plantas por metro cuadrado y enfocar la producción al tronco central. En este sentido se recomienda colocar de 9 a 12 plantar por metro cuadrado en macetas de 7 a 10 litros.

La idea es ir podando las ramos de la parte baja de las plantas a medida que van creciendo (cuando tenga un mínimo de 40 cm), con el objetivo de enfocar la energía en el cogollo central. Este método, aplicado a las genéticas con la dominancia índica, permite ganar tiempo, pues este tipo de variedades crecen más lentamente, pero por contra tienen un periodo de floración más corto. Si quieres probar este método te recomendamos las variaciones Kush & Cheese, Blue Widow, Blue Kush y Critical.

En otras variaciones índicas, sobretodo las de herencia afgana, tienden a producir mucha hoja y “cerrar” las ramas hacia el centro de la planta. Para este tipo de genéticas se recomienda un tipo de poda que se llama apical, que permite que la planta se abra y de esta manera se facilita la aireación y la penetración de la luz. Este tipo de cultivo será mas en modo árbol donde se divide en ramas que desarrollará su propio cogollo.

Nosotros recomendamos el método SOG. Muchas plantas, centrandonos únicamente en el cogollo del tronco central, es mucho mas controlable en todos los aspectos, mas sencillo y caben más plantas por metro cuadradro, la producción es mayor.

Plantar sativas

Las sativa necesitan menos tiempo de crecimiento y más de floración, su crecimiento es más vigoroso que el de las índicas y crecen de una forna mas estirada, lo que permite mayor aireación y penetración de la luz en el cultivo. Un factor muy a tener en cuenta es el estiramiento de la planta que se produce las primeras semanas posteriores a haber cambiado del periodo vegetativo de crecimiento al de floración.

Un problema muy común de estas variedades es que crecen demasiado, y esto puede suponer un problema en el cultivo indoor, pues el espacio es limitado. Una buena solución para controlar este crecimiento desmedido es colocar una malla o rejilla para que no crezcan demasiado hacía arriba (hace que no se reparta bien la luz), la punta pierde protagonismo y la planta tiende a la ramificación. De esta forma se obtiene una mejor distribución de la luz. Recomendamos de 4 a 6 plantas por metro cuadrado. (la primera vez que plantes sativa empieza con menos para acostumbrarte al volumen que generan).

La clave para el cultivo de sativas en interior es ajustar muy bien el tiempo de crecimiento. No hay un tiempo exacto para el proceso vegetativo, depende de muchos factores. Con un ritmo normal, deberían estar listas para pasar a floración en unas tres semanas, con un tamaño aproximado de unos 20 o 25 cm. Como siempre, lo mejor que puedes hacer es observar la planta e intentar enteder sus necesidades. Si quieres probar este método te recomendamos las variaciones Santa Sativa, Original Amnesia, Super Silver, Royal Haze, y Strawberry Amnesia.

Plantar autoflorecientes – cultivo automaticas

Esta es sin duda la mejor opción para empezar en el cultivo indoor.

El concepto de las variedades autoflorecientes es sencillo: con el tiempo florecerán automáticamente en lugar de esperar un ciclo luminoso con temporización específica. En otras palabras, las plantas comienzan a florecer por sí solas después de un período vegetativo relativamente corto de 2-4 semanas.

Este proceso único, se crea cuando se cruza una planta de tipo Cannabis ruderalis, una subespecie de la planta de cannabis conocida por sus atributos autoflorecientes y su baja estatura. Cruzando la ruderalis autofloreciente con variedades de indica y sativa resulta en una planta que no depende de fotoperiodos para florecer, sino que crece y florece en su propio tiempo.

De esta manera no tienes que preocuparte de no acertar correctamente con los periodos de luz para crecimiento o floración ya que la planta florecerá independientemente de tus habilidades, o falta de ellas. (la planta florece cuando llega a su etapa optima de maduración)

Disponen de varias ventajas a parte de la sencillez para acertar en el cultivo. Son pequeñas y ocuparán poco espacio en nuestra plantación indoor y pueden estar mas tiempo expuestas a la luz que otros tipos de plantas por lo que creará cogollos mas grandes y en menos tiempo que muchas plantas de cannabis tradicionales.

Últimos consejos para una cultivo mas sencillo

¡Si puedes utilizar semillas feminizadas, HAZLO! Evitarás que aparezcan plantas masculinas y tengas que volver a empezar de nuevo con la consiguiente pérdida de tiempo.

No debes tener una mente sobreprotectora; las plantas de cannabis quieren crecer. Riégalas cuando lo necesiten (mete un dedo en la tierra, si está seca o poco húmeda, riégala) y no cambies el programa de iluminación una vez establecido.

Existen miles de cosas que los cultivadores pueden hacer en cuanto a los nutrientes, los diferentes tipos de iluminación e, incluso, el tipo de música que debes poner a las plantas para estimular su crecimiento. Pero, si eres relativamente nuevo en el cultivo, primero utiliza este método de la vieja escuela y olvídate de los problemas. Del mismo modo que la planta tiene raíces, tu también debes tenerlas.